miércoles, febrero 28, 2024
spot_img
InicioPrimer Equipo7 jugadores no han disputado ni un tercio de los minutos en...
spot_img

7 jugadores no han disputado ni un tercio de los minutos en Liga

Al inicio de la temporada, Javier Recio, director deportivo del Real Murcia, presumía de una plantilla caracterizada por su amplitud y versatilidad. Sin embargo, tras un tercio de la competición liguera, la realidad dista mucho de estas expectativas. Un análisis detenido revela que 7 de los 24 jugadores del primer equipo no han disputado ni un tercio de los minutos jugados, evidenciando una desconexión entre la planificación inicial y la ejecución en el campo.

Iker Piedra, aún sin debutar en la Liga, representa quizás el caso menos reprochable, teniendo por delante a dos experimentados porteros, Manu García y Gianni Cassaro. Su limitada participación estaba prevista, pero esto no exime de responsabilidad a una planificación que parece no haber considerado otras opciones.

La situación de Sergio Navarro, extremo llegado en los últimos compases del mercado, es aún más desconcertante. Con solo 9 minutos en 14 jornadas, su incorporación, cedida desde el Leganés, plantea serios interrogantes sobre la gestión de recursos del equipo, especialmente en relación al talento de la cantera, que parece haber sido ignorado.

Sin embargo, el caso más alarmante es el de Pablo Larrea. Llegado con la etiqueta de estrella, sus 10 minutos en 14 partidos no solo resultan insuficientes, sino que también cuestionan su condición física y el nivel de preparación al unirse al equipo. Su rendimiento deja en entredicho la diligencia en las evaluaciones previas a su fichaje y pone en tela de juicio la capacidad de Recio para elegir a jugadores más allá de sus estadísticas o historial pasado.

Gianni Cassaro, a pesar de haberse hecho con la titularidad en algún momento, tampoco ha llegado al tercio de minutos. Aunque su situación no es central en la crítica, ya que desde un primer momento se presumía que Manu García era el que debía llevar el peso en la portería pimentonera.

Ángel Montoro e Iker Guarrotxena, ambos fichajes pensados para ser pilares fundamentales, han tenido una presencia más bien testimonial, con 320 y 339 minutos respectivamente. Además, Guarrotxena, con solo 94 minutos en los primeros 11 partidos, simboliza el desaprovechamiento de recursos. Tampoco son mucho mejores los números de montoro, quién tan solo ha jugado 88 minutos en las últimas 11 jornadas.

Álex Rubio, con 373 minutos, roza apenas lo esperado, mientras que Arturo y Marcos Mauro, jugadores que llegaron para ser piezas clave, han participado sólo 461 y 544 minutos respectivamente, lejos de lo que se esperaría de futbolistas de su caché.

Este panorama evidencia una planificación deportiva errática, donde se ha priorizado nombres por encima de necesidades tácticas y condiciones físicas. Esta estrategia ha relegado a jugadores con potencial significativo a un papel marginal, incapaces de influir de manera efectiva en el campo.

La gestión de Javier Recio, a pesar de contar con uno de los presupuestos más altos de la categoría, ha resultado en un equipo que dista mucho de cumplir con las altas expectativas. La discrepancia entre lo planeado y la realidad en el terreno de juego es un claro reflejo de decisiones desacertadas y una falta de visión en la conformación de una plantilla capaz de competir al más alto nivel. La afición del Real Murcia merece una revisión exhaustiva y cambios significativos que alineen las aspiraciones del club con su rendimiento en el campo.

- Advertisment -spot_img
RELACIONADO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

LO + LEÍDO