domingo, marzo 3, 2024
spot_img
InicioHistoria del Real MurciaLa corona del Real Murcia cumple 100 años
spot_img

La corona del Real Murcia cumple 100 años

Hoy, 5 de julio de 2023 se cumplen 100 años de uno de los días más significativos de la historia del Real Murcia Club de Fútbol. Y es que el mismo día pero de 1923, mediante Real Orden, el Rey Alfonso XIII concedía al Murcia FC la distinción para ostentar el título de ‘Real’

Esta distinción fue lograda por la directiva del club en aquel año 1923, encabezada por su presidente Ramón Angel Cremades, además de por Antonio Fontes Pagán, quién unos años más tarde sería presidente del club y que fue el encargado de enviar la carta con la petición de esta distinción a Su Majestad el Rey Alfonso XIII.

Dicha contestación fue en sentido afirmativo y, desde ese 5 de julio el club ha ostentado el honorífico título de Real, con la excepción del periodo de la II República Española, que duró desde 1931 hasta 1939.

Los primeros partidos del Murcia FC como Real

Pese a que con la historia, la corona del Real Murcia ha ido ganando importancia honorífica, es cierto que la prensa de la época no dio gran información de este hecho hasta pasado de un tiempo.

De hecho, en las crónicas del primer partido que disputó el Murcia FC, ya como Real, no hubo ninguna mención al nuevo título en ninguno de los periódicos de la capital del Segura que cubrían la información deportiva, limitándose a llamar al club como siempre.

La Verdad de Murcia, 10 de julio de 1923
Tiempo, 10 de julio de 1923

Ese primer partido fue un homenaje al jugador Eduardo Martínez que, unos días después partió hacia Barcelona para cumplir con el servicio militar. Se disputó en La Torre de La Marquesa y finalizó con resultado de «Real Murcia» 4-1 Infantería Marina de Cartagena

Ficha Técnica del primer partido con la distinción de Real

Fecha: 8 de julio de 1923

Estadio: Torre de La Marquesa

REAL MURCIA 4-1 INFANTERÍA MARINA DE CARTAGENA

Real Murcia: Juseph, Pagán, Pardo, Muelas, Juaiso, Andrés, Ortiz, Antonio Martínez, Ariño, Eduardo Martínez y Servet

Infantería Marina de Cartagena: Bruno, Grau, Peralba, Piñol, Giner, Estalella, Llorente, Bautista, Torres, Durán, Monforte.

Goles: (0-1) Pudalba, (1-1) Ariño, (2-1) Servet, (3-1) Antonio Martínez, (4-1) Eduardo Martínez.

Árbitros: Julián Molín en la primera parte y Fernando Servet en la segunda.

Como curiosidad histórica, después de disputar este partido de fútbol, tuvo lugar en la Torre de la Marquesa un combate de boxeo entre el murciano Pedro Soriano y el sueco Joel Jonsso a cuatro rounds de tres minutos cada uno, en el que resultó vencedor el boxeador local.

Un mes y medio después, concretamente el 25 de agosto de 1923, el Real Murcia comenzaba su nueva temporada con un amistoso en Cieza frente al equipo de esa localidad y, pese a que en los diarios murcianos seguía sin referirse al club con su nueva denominación, en documentos como el programa de fiestas del municipio ciezano, en las que estaba incluida la visita del club de Murcia, sí que se recogía el nuevo título.

Nueva Cieza, 25 de agosto de 1923
La Verdad de Murcia, 26 de agosto de 1923
El Tiempo, 28 de agosto de 1923

Bien es cierto que, conforme fueron pasando los días, los periódicos que informaban de la actualidad del conjunto murciano, ya fueron instaurando como norma el nombrar al club con su nuevo título.

El Tiempo, 4 de septiembre de 1923
La Verdad de Murcia, 6 de septiembre de 1923

El nuevo escudo del Real Murcia con corona

Pese a que la fecha en la que el Rey Alfonso XIII otorgó la corona al Murcia FC fue el 5 de julio de 1923, el escudo que lució en las camisetas del club durante toda la temporada 1923/24 era el de antes de aquella concesión, por lo tanto, no hubo rastro de dicha distinción en el pecho de los jugadores murcianistas hasta que no se cambió el escudo.

Andrés Mateu con la camiseta de la temporada 1923/24 – La Verdad Extraordinario, Mayo de 1924 – Foto Coloreada por Murcianismo.com
Escudo que usó el Real Murcia en sus camisetas durante la temporada 1923/24

No fue hasta bien entrado el año 1924 cuando, el jugador del Real Murcia, Sebastián Servet Spottorno fue el encargado de diseñar el nuevo escudo del Real Murcia, el cual tiene una forma triangular con una corona en la parte superior que simboliza el título de «Real» concedido por Alfonso XIII, un fondo rojo que representa el color del jersey del equipo y las siete coronas que aparecen en el escudo de la ciudad de Murcia. Este escudo, con algunas modificaciones, es el que perdura aún hoy en las camisetas actuales del equipo murcianista.

Escudo diseñado por Sebastián Servet

Sebastián Servet, además de ser el diseñador del escudo del Real Murcia, ha pasado a la historia por, incluso más motivos, como por ejemplo, por ser el primer jugador murciano e marcar un gol en La Condomina.

Sebastián Servet, diseñador del escudo del Real Murcia

El periodo en el que se eliminó la distinción de Real al Murcia FC

Durante la Segunda República Española (1931-1939), se produjeron cambios significativos en la estructura y organización del país, incluyendo la abolición de la monarquía y la instauración de un sistema republicano. Estos cambios también afectaron a las instituciones y símbolos asociados con la monarquía, incluidos los clubes de fútbol que llevaban el título «Real» y las coronas en sus escudos, los cuales fueron eliminados tras la ley que prohibía el uso de títulos nobiliarios y honores asociados con la monarquía

Evidentemente, esto afectó al Real Murcia, que perdía su título de Real y la corona de su escudo. Además, se da la curiosidad de que la pérdida de esta corona se produjo con el equipo murcianista de viaje, ya que el día 9 de abril de 1931 los componentes de la plantilla salieron desde la capital del Segura hasta La Coruña para disputar un partido contra el Deportivo de La Coruña, el cual sería el último que disputaría el club con la denominación de «Real» hasta 8 años después. El equipo murciano derrotó al Deportivo por 0-1 gracias a un gol anotado por Antoñito.

El día 14 de abril de 1931, cuando se proclamó la II República Española, el club murciano se encontraba viajando de vuelta, en un retorno que duraría 3 días, y en la que la primera noche pernoctaron en Ponferrada, la segunda en Madrid y la tercera finalmente llegaron a una Murcia que ya era republicana.

Esa pérdida del título de Real hizo que los anuncios del partido que disputaría el ya Murcia FC el siguiente fin de semana ante el Oviedo, comenzando anunciando un «Real Murcia – Real Oviedo» y terminasen anunciando un «Murcia – Oviedo».

La Verdad, 17 de abril de 1931
La Verdad, 18 de abril de 1931
Primer partido del Murcia FC tras la pérdida del título de Real. Historia del Real Murcia Tomo 3.
Escudos utilizados durante la época de la II República (1931-1939)

Recuperación del título de Real y de la Corona

En 1939, la Guerra Civil Española llegó a su fin con la victoria del bando franquista, liderado por el general Francisco Franco. Tras la guerra, se estableció una dictadura en España conocida como el régimen franquista, que duró hasta la muerte de Franco en 1975. Durante este periodo, se produjo una restauración de muchos aspectos del antiguo régimen monárquico, incluyendo la recuperación de títulos nobiliarios y honores.

En el ámbito del fútbol, la dictadura franquista promovió la idea de que el fútbol y otros deportes eran una herramienta para promover la imagen del régimen y fomentar el nacionalismo español. En este contexto, se permitió a los clubes de fútbol recuperar el título «Real» en sus nombres, como una forma de exaltar su prestigio y conexión con el pasado monárquico.

De nuevo el Real Murcia volvía a tener su corona, la cual no abandonaría hasta el día de hoy. Y, a diferencia de cuando el club fue reconocido como Real en 1923, esta vez los diarios murcianos sí se hicieron eco de la vuelta del título real desde el primer momento.

Titular del primer partido que disputó el Real Murcia tras el fin de la Guerra Civil.

Un centenario para estar orgullosos

En la efeméride de los 100 años del título de «Real» del Real Murcia, nos encontramos ante un momento lleno de significado y emotividad. Esta corona ha trascendido las décadas, convirtiéndose en un símbolo perdurable de la perseverancia y la resistencia de un club que ha enfrentado innumerables desafíos a lo largo de su existencia.

La importancia de este título se extiende más allá de los logros deportivos, pues representa la historia de un club que ha superado obstáculos y ha demostrado que su grandeza no está determinada por la categoría en la que milite.

A lo largo de su trayectoria, el Real Murcia ha experimentado momentos difíciles en los que estuvo al borde de la desaparición. Sin embargo, la lealtad y el apoyo incondicional de su apasionada afición han sido el motor que ha mantenido vivo al club.

Es en esos momentos críticos, cuando las fuerzas parecían flaquear, que la verdadera esencia de un club se revela. La afición del Real Murcia ha demostrado una y otra vez que su amor por el equipo trasciende resultados y categorías. Son ellos, los fieles seguidores, quienes han estado siempre presentes, brindando su apoyo inquebrantable, y asegurando que el espíritu del club no muera.

Es este vínculo indisoluble entre el Real Murcia y su afición lo que ha permitido que el club escriba su historia y celebre estos 100 años de gloria con la corona en su escudo. Independientemente de las circunstancias, la afición del Real Murcia ha demostrado ser la fuerza vital que ha sostenido al club a lo largo del tiempo.

El ejemplo del Real Murcia nos recuerda que un club verdadero no se define por títulos o categorías, sino por la pasión y el amor incondicional de aquellos que lo respaldan. En los corazones de los aficionados, el Real Murcia siempre encontrará la fortaleza necesaria para superar cualquier desafío y seguir escribiendo su legado en la historia del fútbol.

Por otros 100 años REALES.

- Advertisment -spot_img
RELACIONADO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

LO + LEÍDO