martes, abril 23, 2024
spot_img
InicioPrimera RFEFEl debut en Primera de Fabricio, portero del Ibiza, que provocó Munúa
spot_img

El debut en Primera de Fabricio, portero del Ibiza, que provocó Munúa

Patrick Sequeira había sido el portero titular del Ibiza en las dos primeras jornadas. Pero el pasado domingo ante la baja del guardameta costarricense por su convocatoria internacional con su selección en esa Fecha FIFA, le tocó el turno a Fabricio Agosto. El experimentado meta canario debutó en la visita a El Collao dejando la portería a cero y haciendo que el equipo ibicenco sumase pleno de victorias, al lograr el triunfo por 0-2 sobre el Alcoyano.

El guardián de la meta celeste, que llegó al club este verano tras pasar un periodo de prueba, se mostró muy contento a la conclusión del encuentro por “lo sensacional que había estado el equipo, mostrándose sólido, compacto, y aprovechando las ocasiones que tuvimos. Supimos sufrir fuera de casa para llevarnos los tres puntos manteniendo la portería a cero”. Además, se mostró optimista con el futuro del conjunto balear “estamos reuniendo todos los requisitos para hacer un gran año. Reina muy buen ambiente, tenemos un gran grupo de jugadores y de mucha calidad humana. Eso también es muy importante”.

De cara al partido de este domingo ante el Real Murcia, habrá que ver si Guillermo Fernández Romo apuesta por mantener a Fabricio en el once inicial o una vez que regresa Sequeira, volverá a ser el tico el portero titular, y relegará al grancanario de nuevo al banquillo.

Un debut que le llegó por causas más normales que el que fue su estreno en la élite. Concretamente hay que remontarse a lo que ocurrió el viernes 11 de enero de 2008 en las instalaciones de la ciudad deportiva de Abegondo del Deportivo de La Coruña. En el vestuario a la finalización del entrenamiento matutino del conjunto deportivista, Gustavo Munúa le propinó un puñetazo en la cara a su compañero Dudú Aouate, que el día anterior había hecho unas declaraciones públicas quejándose de que hubiese perdido la titularidad en el último mes de competición y calificando su suplencia como injusta. El meta tuvo que ser atendido y recibió ocho puntos de sutura en su ojo izquierdo, seis en la parte superior y dos en la zona inferior.

Un incidente del que rápidamente se hicieron eco todos los medios nacionales. Y que también tuvo consecuencias legales. Dado que, pese a que no hubo ninguna denuncia previa, la Fiscalía de Betanzos decidió entrar de oficio en la agresión de Munúa a Aouate. El charrúa fue condenado a seis meses de prisión, que en su caso se sustituyeron por una multa de 3.600 euros al no tener antecedentes.

Asimismo, Munúa tuvo que hacer frente a una sanción de 5.361 euros, impuesta por el Deportivo de La Coruña tras el expediente disciplinario que le abrieron y que calificó la falta en la que el internacional uruguayo incurrió como «muy grave de agresión física a un compañero tipificada en el artículo 6.3 con la concurrencia de atenuante del artículo 3.2 del mismo citado Reglamento».

En lo puramente deportivo, Miguel Ángel Lotina decidió apartar a los dos porteros del primer equipo, que pasaron a entrenarse al margen, y darles así la alternativa a los dos guardametas del filial, Fabricio Agosto y Manu Fernández. Ambos iban a ir convocados ya para el encuentro que ese domingo, el Deportivo iba a disputar en El Madrigal. El conjunto coruñés ocupaba la penúltima posición de la clasificación antes de ese choque con el que se cerraba la primera vuelta de la Primera División 2007/2008.

Fabricio, que venía de estar haciendo una gran temporada en la portería del filial coruñés con el que únicamente había encajado 7 goles en los 18 partidos que llevaba disputados ese curso en Segunda B, debutó oficialmente con el Deportivo aquella tarde del 13 de enero de 2008. Con el dorsal número 30, el guardameta se estrenó con una derrota por 4-3 ante los de Pellegrini, pese a que los de Lotina lograron adelantarse dos veces (0-1 y 1-2). Un doblete de Nihat Kahveci en tres minutos en la segunda parte, sepultó las opciones visitantes. Giuseppe Rossi y Jon Dahl Tomasson fueron los otros dos jugadores que batieron al portero deportivista.

El cancerbero canario disputó otros cinco partidos en Primera División esa temporada. Fueron en las cinco jornadas siguientes a su debut ante el Villarreal. Siendo U.D. Almería, Real Valladolid, Real Betis, Getafe y Recreativo de Huelva sus otros cinco oponentes. El balance del equipo coruñés en ese tramo entre las jornadas 19 y 24 en el que Fabricio fue el guardameta de su portería fue de dos victorias, un empate y tres derrotas. En sus tres últimos partidos tuvo como portero suplente en el banquillo a Munúa. Los dos porteros del primer equipo habían sido readmitidos dos semanas después del incidente.

Fabricio acabó bajando al filial, mientras que Dudú Aouate fue el portero del Deportivo que acabó jugando las últimas catorce jornadas. Incluida en la trigésima fecha en la visita del Real Murcia a Riazor, que acabó en derrota grana por 3-1. El conjunto blanquiazul logró acabar la Liga en novena posición.

Así fue el inicio de la carrera profesional de Fabricio Agosto, que ha acabado teniendo una amplia trayectoria en el fútbol español, donde ha militado en equipos como el Deportivo de la Coruña (en dos etapas), Real Valladolid, Recreativo de Huelva, Real Betis, R.C.D. Mallorca, C.D. Numancia y ahora en la U.D. Ibiza. También ha tenido experiencias en el extranjero, tanto en el Besiktas turco, donde debutó en Champions League y Europa League, además de ganar la Liga turca en la 2016/2017, como en el Fulham, después de que los ingleses en el verano de 2018 pagasen seis millones de euros a los otomanos para que el cancerbero llegase a la Premier League.

- Advertisment -spot_img
RELACIONADO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

LO + LEÍDO